Permalink

0

Ciberacoso vs acoso escolar

Ciberacoso vs Acoso escolar

Acosar a alguien en taaaan del siglo 20… El ciberacoso es la nueva forma de intimidación de los preadolescentes y adolescentes y se diferencia del acoso tradicional en el patio del colegio de manera significativa.

La mayoría de nosotros conocemos el acoso escolar y probablemente lo hemos visto por nosotros mismos en algún momento durante nuestro paso por la adolescencia. Alguien podría haber propagado un rumor sobre un compañero de clase en los pasillos del colegio o escrito algo como “Para pasar un buen rato llama a Kathy” en el interior de la puerta de los baños con un rotulador.

ciberacoso

Pero el ciberacoso es muy diferente del tipo de acoso que conocemos por tres razones:

  1. Acceso 24/7. Internet nunca duerme. Los niños ciberacosados​​viven en un mundo enchufado en el que se sienten atrapados  y desesperados porque no pueden escapar de los correos electrónicos hostigadores, mensajes de texto o publicaciones en el muro. Siempre los tienen presentes.
  2. Mayor audiencia. El cyberbullyingjuega a escala mundial. Si alguien le juega una mala pasada a un compañero tras la clase de gimnasia, sólo hay un puñado de personas en el vestuario y es el puñado de personas que se jactan los que siempre lo sabrán. Cuando una imagen embarazosa o un texto son virales, toda la escuela (además de un montón de extraños) lo ve.
  3. El ciberacoso vive para siempre. Cada palabra y cada imagen quedan grabadas online y la víctima nunca será capaz de borrarlos de Internet. Incluso si pudieran ¿quién sabe cuánta gente lo ha descargado ya en su propio teléfono u ordenador? El acoso cibernético tiene una vida muy, muy larga.

Sin embargo, la noticia no es del todo mala. A pesar de que los efectos pueden ser de mayor alcance, el ciberacoso es a veces más fácil de tratar que el bullying tradicional en el patio del colegio.

Por un lado, hay un camino. El ciberacoso deja una prueba consistente para enseñársela a los padres,  maestros, o incluso la policía si se va de las manos.

Además, muchos niños que ciberacosan no son realmente el tipo de acosador – si quitas el anonimato de Internet y te enfrentas a ellos en persona pararán.

Así que, aunque todo el aumento de cobertura mediática que supone el ciberbullying te esté volviendo loco, la buena noticia es que tienes una mejor oportunidad de saber si tu hijo está siendo acosado cibernéticamente de la que tenía tu madre para detectar el acoso escolar contigo.

Antes de Internet, los padres de los niños víctimas de acoso podrían haber notado cambios de conducta en sus hijos pero no tenían ni idea de por qué. Ahora tu puedes comprobar el registro de la actividad online de tu hijo (que se debe hacer de todos modos, independientemente de si sospechas de acoso cibernético o no) y ver pruebas concretas de acoso cibernético.

Recuerda, sin embargo, que el ciberbullying y el acoso escolar a menudo van de la mano así que busca signos de los dos.

Mas información en: ciberacoso

Deja un comentario

Required fields are marked *.